Menú Principal
14 de octubre de 2019

Ministerio del Interior refuerza medidas contra el robo de camiones en carreteras

La División de Gestión y Modernización de las Policías del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Digempol) fue el articulador de la nueva normativa que establece la obligatoriedad de reproducir las placas patentes de los camiones en sus techos y puertas. 

Mejorar los tiempos de respuesta y recuperación de camiones en casos de sustracción, optimizar las investigaciones policiales y contar con registros de cámaras de autopistas y pórticos son algunas de las ventajas del decreto, el cual entrará en vigencia en marzo del próximo año.

 

Todos los vehículos de carga deberán reproducir sus placas patentes en el techo y puertas, además de las ya instaladas en la parte delantera y posterior.

Así de clara es la nueva normativa que obligará a los camiones a pintar o adherir su número de registro a partir de marzo del próximo año. Una medida que fue impulsada por la Subsecretaría del Interior a través de la División de Gestión y Modernización de las Policías (Digempol) junto al Ministerio de Transportes, con el objeto de combatir el robo de camiones de alto tonelaje.

“El robo de camiones en Chile es un delito altamente sofisticado donde existen bandas especializadas que operan. Por eso, lo que estamos haciendo es dar una respuesta efectiva de persecución policial junto con otra serie de acciones que estamos implementando en conjunto con los gremios del sector”, explicó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

El decreto, que fue publicado hace dos semanas en el Diario Oficial, fue el resultado de las gestiones realizadas por la Digempol del Ministerio del Interior. La División en conjunto con el Ministerio de Transportes, Carabineros, la PDI, gremios de camiones y la Fiscalía trabajó en la elaboración de esta iniciativa.

La normativa, que entrará en vigencia el 23 de marzo de 2020, busca optimizar los tiempos de respuesta policial y de actuación de la Fiscalía frente a este tipo de delitos, ya que se podrá ubicar con mayor facilidad los camiones sustraídos por los delincuentes.

“Esta disposición tiene un sentido muy práctico. Genera, por un lado, un efecto disuasivo y, por otro, permite hacer más efectivo el control policial cuando se produce el robo de un camión, al poder realizar la búsqueda del vehículo desde el aire con helicópteros y drones”, señaló la autoridad de Gobierno. “De esta forma, las organizaciones criminales que se dedican a cometer este tipo de delitos sabrán que la capacidad de arrancar desde el lugar del robo es cada día más difícil porque estamos trabajando también con las empresas concesionarias de las autopistas en los sistemas de cámaras y pórticos que permitan dar seguimiento a los camiones ante este tipo de hechos”, agregó.

En cuanto a las especificaciones técnicas de la medida, las letras y los dígitos a replicar en los vehículos deberán ser de color negro sobre un fondo blanco, “aceptándose también como color de fondo el galvanizado metálico”. Además, éstas tendrán que tener “un mínimo de 12 centímetros de alto y un espesor de trazo de 2 centímetros”, señala el documento. Para el techo, en tanto, eso sube a 120 centímetros de alto y un ancho “de acuerdo al tipo de letra”, orientadas de forma transversal al vehículo, “centradas respecto del eje longitudinal del mismo de manera tal que su lectura normal desde la altura sea desde el costado izquierdo del vehículo, como se indica en el siguiente esquema”.

El cumplimiento de esta nueva normativa se podrá verificar en las revisiones técnicas a las que se someta cada vehículo.